8 consejos que incrementarán las ventas en tu sitio web

en 30/12/2013 - 18:35

 

 

En una página de Ecommerce el objetivo final más importante para un negocio siempre va a ser vender más. En esta situación, las páginas más relevantes siempre son las que tratan sobre los productos de la empresa, que son el lugar donde el usuario que visita la web decidirá si le conviene comprar o seguir de largo.

 

Lamentablemente, para incrementar las ventas de tu comercio electrónico no basta con añadir un carrito de compras en tu sitio de Ecommerce. Hay muchos otros elementos que pueden ser determinantes en la potencial acción del usuario y que podrían ayudar a aumentar o a reducir tus ventas online.

 

Si deseas incrementar tu tasa de conversiones y vender más desde tu sitio web, entonces deberás prestar atención a otros elementos que pueden hacer la diferencia y estimular al usuario a adquirir tus productos. Veamos 8 de estos elementos.

 

1. Precios claros y diferenciables

 

Presentar los precios de tus productos y servicios de forma visible y clara es indispensable para vender más a aquellos usuarios que están decididos a comprar algo y vienen directamente a averiguar el precio de lo que ofreces. Pero eso no es todo.

Especialmente cuando ofreces múltiples versiones de un producto, distintos servicios y planes de diferentes características, es crucial que diferencies en tablas de precios las distintas opciones que ofreces al comprador centrándote en:

  • Remarcar notoriamente las diferencias entre una versión y otra
  • Hablar de los beneficios que cada producto/servicio ofrece. En lugar de una lista de características, que pueden resultarle útiles o no al usuario, describe claramente los beneficios que conlleva cada oferta

 

2. Señales de confianza

 

Una gran verdad en el marketing dice así: si quieres vender algo a una persona, primero debes ganarte su confianza. Tu sitio web de Ecommerce no es la excepción, sino todo lo contrario: debido a la poca interacción persona a persona que hay en internet, debes esforzarte aún más para que tus potenciales clientes confíen en tus productos y servicios.

 

Existen muchas formas de crear las señales adecuadas para que tus clientes confíen en ti. Por ejemplo, si requieres datos de tarjetas de crédito en tu sitio, deberías contar con un certificado SSL e incluir el ícono del mismo para que todo aquel interesado en comprarte vea que sus datos están seguros. Existen, además, muchas otras formas de brindar seguridad y confianza al usuario, tales como:

  • Expresar tu política de devolución por algún problema/desperfecto/inconformidad con tu producto o servicio.
  • Añadir un teléfono y dirección de contacto para cualquier duda/problema que surja.
  • Incluir un chat en vivo dentro de tu sitio donde, en determinado horario, tus clientes pueden chatear con tu personal para sentirse respaldados en su compra.
  • Establecer expectativas acerca de en qué momento volverás a contactar al cliente en el proceso de compra, para no dejar a tu cliente desamparado al comprarte o al contactarte por alguna consulta, queja o problema.

 

3. Pruebas sociales

 

No es nuevo que las personas prefieren confiar en otras personas al momento de considerar si adquirir un producto o servicio de determinada empresa. Por lo tanto, usa personas de verdad para respaldar los beneficios que ofreces incluyendo en tu sitio web y páginas de aterrizaje:

  • Testimonios de clientes que quedaron satisfechos con tu negocio
  • Tweets positivos de tu empresa/productos/servicios
  • Reseñas que hablen bien de ti
  • Entrevistas a clientes satisfechos incluidos en tus vídeos, si tu empresa suele generar este tipo de contenido

 

4. Tus productos en acción

 

Una cosa es decirle al cliente qué está comprando y otra muy diferente (y mucho más efectiva) es mostrarle lo que compra.

A través de imágenes, experiencias de clientes que ya cuentan con tu producto o hacen uso de tus servicios y videos demostrativos, puedes expresarle al cliente los beneficios de contar con lo que ofreces.

Por lo tanto, incluye todas estas demostraciones estimulantes de lo buena que es la vida al tener tus productos. Si lo que ofreces es un servicio de software (como una herramienta online, programa o aplicación), brinda un demo o versión de prueba para que conozcan su potencial y se lleven una impresión en lugar de irse con las manos vacías.

 

5. Un vistazo detallado

 

Si cuentas con un catálogo de productos en tu sitio web, es importante que éste permita una imagen grande y de buena calidad. Pero no sólo eso, el visitante muchas veces querrá ver el detalle del producto; es decir, cómo se ve por arriba, por abajo o por sus costados. Por lo tanto, lo ideal es que el catálogo permita todo tipo de acercamiento al producto, de manera que el cliente lo perciba de la forma más real posible.

 

Pregúntate cómo puedes brindar un mayor detalle y un vistazo más relevante de cada uno de tus productos con el fin de familiarizar a tu cliente potencial con los mismos.

 

En el caso de que cuentes con diferentes motivos para el mismo producto, o lo tengas disponible en varios colores, comparte todas las imágenes en alta resolución que sean necesarias para que el usuario pueda escoger su favorito.

 

6. Las descripciones

 

El texto que compone la información descriptiva de tus ofertas es el contenido que aquellos usuarios, ya atraídos por elementos como foto y precio, indagarán para, tal vez, tomar una decisión.

Si estas descripciones simplemente enlistan las características del producto, es posible que pierdas ventas simplemente por el hecho de contar con descripciones aburridas que no aportan mucho al usuario.

 

Como mencionaba en puntos anteriores, tus descripciones deben basarse en los beneficios que adquirirá el comprador con tu producto o servicio y contar una experiencia que te destaque de la competencia. Así como Coca Cola no vende refrescos sino que vende felicidad, si tu negocio vende calzado deportivo, entonces demuestra que ofreces el potencial para llegar más lejos en experiencias deportivas inolvidables.

 

7. La velocidad de carga de la página

 

Este es un elemento que suele pasarse por alto, pero es sumamente determinante en el momento que el usuario decide que podría comprarte y se dispone a ingresar los primeros datos requeridos por tu proceso de compra.

 

Si la página demora más de 3 o 4 segundos en cargar, lo más probable es que pierdas una gran cantidad de visitantes. No los tengas mucho tiempo esperando, especialmente cuando están decididos a adquirir algo que ofreces.

 

8. Un claro y evidente siguiente paso

 

Sé que este punto es algo obvio, pero no puedo evitar seguir viendo páginas de productos con botones de todos colores por todos lados que pasean mi atención por toda la página y  me confunden.

 

Si la persona ingresó a la página de ese producto se debe a que quiere saber más de ese producto o probablemente lo quiera comprar ¿qué caminos le vas a ofrecer en ese punto al visitante?

 

Diseña bien tus llamados a la acción para que no compitan unos con otros por la atención del usuario y ofrécele a tu público caminos claros que lo dirijan a las conversiones de tu sitio sin muchos desvíos o distracciones.

Comentarios

Búsqueda por Categoría más